Madurar: Una cuestión de tiempo

Las competencias en Hungría y Bélgica han sido una serie de fechas en las cuales se ha visto una mella, esta vez más bien casual (según el punto de vista), de Sebastian Vettel para mantenerse enfocado en la carrera. Lo cual ha derivado en un desesperante calvario en su búsqueda por la punta de la competencia, o de algún puesto puntuable de poco consuelo para alguien en su situación. Algo que ya ha pasado en otras ocasiones, pero no sólo en esta temporada (o en las inmediatamente anteriores), y no precisamente siendo un punto adjudicable sólo al teutón.

Pero siendo muchos de los pilotos implicados, hombres de gran futuro (y presente), ¿por qué es que otros anteriormente no fallaron de tal modo cuando tuvieron ante sí su gran posibilidad? Los tiempos cambian, pero a fin de cuentas los hombres siempre serán hombres, caso contrario, poco sentido tendría seguir todo esto.

Seamos claros, pues muchos han acribillado a Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, y algo más lejos en el tiempo a Juan Pablo Montoya  (por referirnos sólo a los últimos años) por su falta de foco y temple a mitad de momentos cruciales en una competencia, pero realmente ¿merecían tal represaría? Evidentemente tanto esta respuesta como la del anterior párrafo no merecen un desarrollo acotado, pero sí conciso y claro, o al menos eso pretendo, puesto que resulta común que las personas critiquen desde la comodidad de una silla, siendo extraño que alguna vez se haya siquiera estado en una posición semejante a la que cuestionan, o cuando menos imaginado.

Haciendo un rápido repaso por mi breve seguimiento de la categoría, y comparándole con mis investigaciones sobre tiempos pasados, he caído en algo que no es muy difícil de percibir, y ello es que los tiempos se han acelerando, o cuando menos alterado. Hoy tenemos al campeón mundial más joven de la historia con la misma edad en que otros grandes apenas si estaban terminando de formarse en las categorías inferiores, o que en todo caso recién desembarcaban en la “máxima”.

Pero veamos algunos ejemplos que pueden ayudar a explicar el porqué de tales yerros.

En principio, pilotos míticos como Jackie Stewart y Alain Prost, asó como algunos más actuales como Fernando Alonso y Jenson Button (por citar sólo a algunos campeones) han “gozado” de años para crecer tanto como pilotos como personas antes de estar frente a ese último gran escalón para convertirse en Campeón Mundial de la especialidad, frente a los escasos GG.PP. en que Lewis Hamilton pasó de un novato a un contendiente más por la corona. Y es allí donde puede encontrarse mucho de lo que causó sus catastróficos errores en Shanghái y São Paulo, así como en otros momentos en 2008 y 2009.

Pero es necesario aclarar la diferencia entre los sucesos producidos en alguna instancia definitiva como la del G.P. de Hungría de 2008 (símil a la de Turquía en 2007), y los de instancias más bien “particulares” como la de Italia de 2009 (semejante a la de Alemania de aquel año pese a la disparidad de un momento y otro). En el Hungaro-Ring  en 2008 Hamilton perdió importantes puntos que a final de temporada casi le cuestan su corona, todo debido en ese momento por un trato demasiado agresivo hacia los neumáticos en un momento en que debía concentrarse y pensar más en esos 8 puntos del 2º lugar, los que eran preferibles a intentar capturar 2 más y arriesgarse a perderlo todo (por fortuna para él terminó 5º y con Massa abandonando). Mientras que en el “Parque di Monza” en 2009 el inglés no tenía nada que perder,  puesto que ya no luchaba por el título (pese a que hasta esa fecha conservaba chances matemáticas), por lo cual podía darse el lujo de arriesgar e intentar superar los límites, lo cual es una experiencia de valor incalculable para sus futuras disputas.

Por otro lado tenemos a Vettel, quien ha comenzado como es debido, podría decirse, pero que ha quemado etapas de un modo fulminante. Desde su llegada “casual” en 2007 a la grilla, primero en reemplazo de Robert Kubica, y luego  en lugar de Scott Speed, el alemán se ha mostrado sólido cuando hay que salir a cazar, y con mucho talento para sacar todo lo que tiene en un único intento (el G.P. de China de  2009 habla mucho de ello), pero también es permeable a errores quizá hasta “sonsos” si consideramos en la posición en que está, pero que son totalmente justificables en algún sentido considerando a Sebastian Vettel como ser íntegro, no sólo como talento, piloto o persona (lo que es aplicable también a Hamilton), y es allí donde termina pagando el precio de pasar rápidamente de una línea de acción (mitad superior de pelotón) a otra (punta), como se ha visto en mayor medida en este torneo.

Mientras que al colombiano se le calzó el chaleco de retador tras su gran actuación en Interlagos de 2001, pero que sólo en 3/4 del mundial de 2003 contó con una herramienta para estar en igualdad de condiciones a la del principal aspirante al título (destacando situaciones como las de Melbourne, Montreal e Indianapolis); mientras que en 2005 una lesión y desafortunados incidentes (Hockenhiem-Ring y Hungaro-Ring entre otros) terminaron sus aspiraciones de al menos ser el 3º en discordia. Así con un estilo muy aguerrido, Montoya sólo pudo brillar hasta donde su vehículo y su pilotaje se lo permitieron.

Y destaco que hay una gran cantidad de campeones que han sabido dar los pasos en modo apropiado (los citados  consagrados son un buen ejemplo), o que al menos no pudieron llegar a un equipo de punta tan pronto y han aprovechado esas situaciones para trabajar en sus límites, ya sean mentales o emocionales. Aunque puede que todo se reduzca a que, una persona de 22 años lejos queda de otra de unos 28 si consideramos el hecho que significa estar ante un reto para el que ha trabajado toda su vida.

A fin de cuentas la experiencia es algo que no se puede adquirir de otro modo que no sea el de realizar intentos, y que sólo en el consejo se puede hallar un atajo que sólo quienes dan la debida relevancia saben aprovechar. Y por ello el siguiente vídeo, en el cual pueden verse destellos, triunfos, derrotas y errores de 2 de los últimos grandes campeones, cuyo cierre no tiene desperdicio alguno.

Invito a que quienes han leído por completo este artículo expongan su opinión. Desde ya muchas gracias por el tiempo invertido.

Agradezco a WatanukiF1 y Fosi por las conversaciones que dieron pie al cierre de un artículo que hace tiempo he querido terminar.

Imágenes:
El Mundo
The Cahier Archive (Stewart)
Racing Pasión
The Cahier Archive (Hamilton)
The Cahier Archive (Vettel)

Acerca de Curva130R

Estudiante de Ingeniería Aeronáutica
Esta entrada fue publicada en Autor y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Madurar: Una cuestión de tiempo

  1. WatanukiF1 dijo:

    Sensatas palabras, le guste a quien le guste todo piloto debe pasar por un proceso de maduración. A algunos les tomará más tiempo que a otros pero son precisamente en los instantes de definición en la F1 cuando se pone a prueba esa virtud.

    Genial post! =)
    Saludos.

  2. Susana dijo:

    Muy buen artículo, Curva!!!

    Vettel se haya en ese proceso de ‘maduración’ y Hamilton creo que este año está demostrando que todas esas carencias que tanto se le han criticado están dando paso a un pilotaje más seguro y sensato, sin por ello haber dejado de ser un gran piloto que arriesga casi más que nadie del resto de la parrilla. Cuando Sebastian llegue a este punto quizás podramos hablar del futuro campeón, pero me temo que este año no será. Demasiados errores propios son los que le han llevado a ese punto.

    Un saludo!!!

  3. Gustavo dijo:

    Como siempre, excelente artículo Curva130!!. A ver, lo que me preocupa de Vettel, es que perder este año el título con el mejor monoplaza de la grilla, más teniendo en cuenta, que el año pasado también tuvo alguna oportunidad de obtenerlo, podría ser devastador psicológicamente para el Alemán… ¿ Cuantas veces tienen pilotos tan jóvenes como él, la oportunidad de pelear campeonatos en equipos top?. Muy pocos. Recordemos como han empezado Prost, Senna, Schumacher, Alonso; en equipos de segundo y hasta tercer lote ( como Minardi ) ganando experiencia y subiendo escalones de forma paulatina. En lo personal, si no estaba para Ferrari al inicio de temporada, mis deseos pasaban por un primer campeonato para Sebastián Vettel… pero creo eso está ya muy complicado; y es más, pienso que RedBull debería ya apostar por un Mark Webber irreconocible, por el nivel exhibido durante esta temporada. Algo que también ha contribuído al quiebre mental de Sebastián, ya que estoy seguro que esa situación, jamás estuvo contemplada en sus planes iniciales.

    El caso de Montoya, también es el clásico caso de un quiebre psicológico severo. Juan Pablo demolió a cuanto rival se le puso al frente en categorías inferiores. Llegó a la fórmula 1, como serio candidato para enfrentar a Schumacher. Tuvo mala suerte, le ganó la presión, el ímpetu… Y finalmente perdió el campeonato 2003 por errores propios. Principalmente esa situación, sumada a su desafortunado paso por Mc laren y su régimen de ” igualdad” fué demasiado para el Colombiano, que abandonó la categoría en media temporada, para recalar en una categoría infame donde gana mucho dinero y no ha tenido el éxito esperado precisamente por lo poco ortodoxa que resulta, frente a categorías donde se demuestra verdadero manejo.

    El caso de Lewis es el caso de un piloto que ha seguido una evolución natural. Lo sucedido en el 2007 no fué culpa suya, sino de la política infame y la hipocresía natural de su padrino…. El desastre estaba cantado, para un piloto que debutó en forma brillante, pero al que le pudo la presión a la hora de definir, por su propia inexperiencia que lo llevó al punto de ser literalmente rebasado por los acontecimientos… Ese episodio bochornoso, dudo que sea una mácula para su promisoria carrera. Bochorno y mácula lo fué, es y será para su equipo que protagonizó tal vez el ridículo más clamoroso de la historia de la categoría. Ridículo del que fuí por suerte testigo de excepción, en una tarde de esas que marcan hitos en la historia de la categoría, como la de Adelaida 86.

    Un abrazo.

  4. Curva130R dijo:

    Gracias por las felicitaciones, así como por sus debidos comentarios.

    Particularmente, quisiera resaltar el de Gustavo, quien “ha tomado el toro por las astas” exponiendo su parecer sobre la situación determinante de cada uno de los pilotos que he dado de ejemplo… y hasta se ha animado a “bloquear los neumáticos” citando un hecho histórico.

    Debo aclarar que las opiniones de Susana y WatanukiF1 tampoco tiene desperdicio, pues son bastante concisos.

    Recuerdos para todos.

  5. Fosi dijo:

    Gracias por estos Articulos! Dan gusto leerlos.

  6. Alicia Mercedes dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con la nota. El solo talento no compensa la falta de experiencia, sino que un verdadero piloto, e incluso un verdadero profesional y hasta una verdadera persona está hecha con un 50% de talento y otro 50% de experiencia.
    Excelente artículo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s